El Rosario de Tio MIGUEL

EL ROSARIO DEL TIO MIGUEL

 

  Se basa en el rosario ordinario (tiene una estructura similar a la del cu rosario ordinario) teniendo los mismos misterios (ordinarios):  en las cuentas (pepitas), después de las oraciones „MADRE DE DÍOS…” („Alégrate María…”, „Ave MARIA…”), o despues de la primera parte de estas (en lugar de la segunda parte, es decir: en lugar de „Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte (transformación)” ), en una década  (en cada década) se meterán en cada pepita, las siguientes adiciones (oraciones intermediarias):

1.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos, somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- protégenos de las tentaciones y de los espiritus que no son buenos, para que estas tentaciones y espiritus que no son buenos se encuentran en nosotros en el presente, sean sacados, y que no entran más.

- Protégenos de los enemigos y de los peligros, del dolor, de la tristeza, de los disgustos, de los pecados, de las locuras y de los errores, de las acciones erroneas, de las cosas sin sentido, y estos pecados, locuras y errores, acciones erroneas, cosas sin sentido, hechas hasta el presente por hecho, por palabra, por mirada, por promesa, por pensamiento, por voluntad, por debilidad, saberlo o sin saberlo, de bune grado y de mala gana, sean perdonados y olvidados, que no se pueda hablar, escribir, leer, recordar de pensamiento, nadie, nunca, en ningun lugar y ni cuando, y asi, con la ayuda de Tu don, haznos el favor de una transformación leve y agradable y que desde hoy en adelante hagamos solo Tu sagrada voluntad, nuestro bien en la tierra y celestial y el de nuestro projimo lo mismo, amandoTe, apreciandoTe y alabandoTe en la vida eterna, Amén.

2.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos, somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

Saca todas las almas del Purgatorio, este junto a los que hoy se mueren, y que de ahora en adelante, dentro de un mes, hasta  esta hora y (hasta)  este momento, nadie de ellos sea castigado, dirija a todos hacia el cielo.

3.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Perdoname a mí, el pecador de este mundo, este junto a los que hoy nacen  y que de ahora en adelante, dentro de un mes, hasta  esta hora y (hasta) este momento, nazcan sin el pecado original, que sean buenos niños, como Tu lo has sido, San José, San Juan Bautista, tu santos padres Joaquin y Ana, como sus padres y los padres de sus padres.

4.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Ayude a los misioneros a que cristianizen a todos los infieles, perdidos y no creyentes, para que lleguen a la verdadera creencia.

Asegure la salvación de sus almas, dales salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén.

5.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Curame a mí, el enfermo de alma y cuerpo y a todos los enfermos de alma y cuerpo.

Asegure la salvación de nuestra (las) almas, danos salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén.

6.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Saca y todos de carceles y de dificultades.

Asegure la salvación de sus almas, dales salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén.

7.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Haga que los buenos todos los creyentes, liderazgo del país y del mundo.

Asegure la salvación de sus almas, dales salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén

8.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Haga que los buenos todos los cristianos, liderazgo de las iglesias y de las monasterios, los hermanos y las hermanas, los padres, los parientes y todos nuestros conocidos.

Asegure la salvación de sus almas, dales salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén

9.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

- Haga el bien a los que nos han hecho el bien y a los que debemos hacerles el bien y a los que nos han pedido hacerles el bien.

Asegure la salvación de sus almas, dales salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén

10.) Santa Maria, Madre de Díos y nuestra, Reina del Cielo y del universo, nosotros, desde la cruz de Jesus, como Jesus lo ha dichos,  somos tus hijos y humildemente TE rogamos :

-Cuida a los huerfanos, a los extranjeros, a los viajeros y a los preocupados. Asegure la salvación de sus almas, dales salud plena y los necesarios para la existencia de la vida eterna. Amén

 

Para las primeras tres Madre de Díos de la introducción, seguramente se dirán en ordén las primeras tres „adiciones” (oraciones intermediarias), en el mismo modo que dentro de una decada, y las de una decada se repitirán de la misma manera en cada decada (las decadas serán identicas), solo los misterios se cambiarán de una decada a otra (de la misma manera que el rosario ordinario), y despues de cada decada y despues de las primeras tres Madre de Díos de la introducción, se dirán:

1. „Gloria al Padre” …

2. oración del ángel de Fatima:

 O, mi Jesús, perdone nuestros pecados, protegenos del fuego del infierno y lleve al cielo todas las almas, especialmente a los que necesitan más su Tu clemencia, las que son más perdidas.

3. Reina del Santo Rosario, reza para nosotros. Reza  para nosotros, Reina del Santo Rosario, para que merecemos las promesas de Jesucristo. Santa Virgen Maria, protege nuestro país (rumano) y nuestra religión catolica.

4. O, Maria nacida sin pecado, reza para nosotros, los que corremos hacia Tí y para los que no corren. Amén.